Tres claves para franquicias sin fronteras

franquicias rentables

 

La belleza de la franquicia es la facilidad con la que puedes montar el negocio de tus sueños en cualquier rincón del mundo. Pero ¿qué ocurre exactamente cuando las franquicias cruzan fronteras? Entonces entran en la zona de la “glocalización”, donde se mezcla lo global con lo local.

El modelo de la franquicia rentable se tiene que implantar siguiendo el patrón global pero adaptándose a la demanda del mercado local. Franquicias internacionales como Ciencia Divertida cultivan la inteligencia cultural de su modelo invirtiendo en las tres claves de la competencia intercultural:

Conocimientos

Conocer los factores culturales que condicionan el trabajo, las leyes, la política y las preferencias del mercado en cada país, reduce riesgos y multiplica oportunidades. La formación intercultural (cross-cultural training, en inglés) se está extendiendo en todos los sectores internacionales para equipar profesionales de herramientas básicas para medir diferentes aspectos de la cultura de cualquier país y así facilitar su entrada, implantación y productividad dentro de sus mercados.

Habilidades

negocios rentablesLas grandes multinacionales obligan a sus trabajadores a cultivar habilidades de comunicación intercultural y de adaptación cultural de sus métodos de liderazgo, trabajo en equipo y operación en todos sus ámbitos.

Las franquicias internacionales también necesitan promover estas habilidades para mejorar la colaboración entre sus franquicias en distintos países del planeta.

Actitudes 

Las actitudes que favorecen la globalización de una franquicia se centran en la diversidad, tanto personal como global/cultural. La formación cross-cultural fomenta la colaboración entre franquicias de distintos regiones y países explicando los porqués de sus diferentes prácticas, preferencias y protocolos.

 

Estas tres claves se suman para cultivar la “competencia cultural” que hoy en día es cada vez más valorada, demandada y cultivada a nivel internacional. Los dueños y los operadores de franquicias globales pueden aumentar su competitividad y productividad a nivel mundial promoviendo estas competencias en particular, y la inteligencia intercultural en general, en todos los niveles de su operación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *